Usted está aquí

Cómo (no) montar tu tienda de camisetas online

Recientemente David Bonilla escribía sobre cómo le gustaría que la gente dedicada a los negocios, el emprendimiento y las startups se abriese más y hablase de sus propios proyectos, tal como hace él, con sinceridad, sin glamour y con sentido común desde su bonilista. Por eso y salvando las distancias de viajes a alemania, incubadoras, rondas de inversores, business angels, etc. hoy he decidido hablaros de unos pequeños pasos que estoy dando entorno las ilustraciones de dioses que hago por afición y que quizá os pueda servir de guía lo que estoy aprendiendo en mi intento de sacar dinero de ellas.

El comienzo

Como miembro de la Escuela Tántrica Sivaíta llevaba tiempo queriendo hacer mi propia versión de las deidades de india... Shiva, Ganesha, Parvati, Kali, etc. Esto incluía parte de devoción, se aprende mucho estudiando los atributos de las deidades y en parte como negocio, ya que la venta de estas ilustraciones podría suponerme pequeños ingresos a lo largo del tiempo. Tras realizar mi primera ilustración de Shiva decidí buscar servicios que me permitiesen añadirla a un soporte vendible como por ejemplo camisetas, bolsos, complementos, etc. Quería rápidamente probar el producto en el mundo real y aprender rápido con datos reales, ganar algo por simbólico que fuese, todo con el mínimo esfuerzo e inversión posible.

 

La tienda de complementos online

Actualmente existen muchos servicios online que te permiten gratuitamente montar tu propia tienda de complementos de una manera sencilla y verdaderamente cómoda en todos los aspectos. Ellos a cambio de un porcentaje de cada venta te permiten crear tu catálogo online con url propia, personalizar el diseño, crear productos desde camisetas a fundas de iphone y ellos se encargan de la producción bajo demanda, el pago, el envío, etc. Tú sólo te encargas del diseño y de recibir regalías. Bajo este modelo decidí elegir La tostadora porque son los únicos que no utilizan paypal, simplemente cada 3 meses te hacen un ingreso en cuenta. Esto es muy útil si estás empezando, porque te permite no comenzar a pagar antes de saber si vas a ganar algo. A cambio limitas mucho el mercado, ya que las transferencias sólo se hacen a cuentas nacionales.

 

Conceptualización, lanzamiento y promoción

Aunque te lo permiten, no lo puse en multitud de soportes, quería que se viese exclusivo, no una pegatina industrial que se pega allá donde te dejen. Por lo que el producto sería sólo para niños, tanto por el tipo de ilustración como porque las mamás compran más. ¿Estudios de mercado?, ninguno, todo hipótesis, mitos y lugares comunes.

 

Actualmente en el catálogo hay tres dioses, Shiva, Ganesha y Kali

 

Lanzamos la tienda rápidamente, un concepto “ropa consciente” y una tienda con la tostadora, la promoción la realizamos a través de emails en una lista de correo bastante amplia y relacionada con el producto y una fanpage en facebook con algo más de 5000 seguidores. Eso es todo. ¿Cómo salieron las tostadas? Muy quemadas. Os explico las que creo que son las razones:

 

Tostada quemada 1: el precio base

El precio base del producto a través de servicios de producción bajo demanda es alto, lo que te obliga a que corresponda a un 80% del total si lamentablemente tu marca aún no entra en categorías de lujo. En nuestro caso el precio base era de 13,90€ y decidí ponerle 3€ de beneficios es decir 16,90€. No es un precio muy alto pero si le sumamos los gastos de envío hacía que el precio final fuese de 23€. Si quieres que cueste menos de 20€ no puedes, bueno sí, no ganando nada.

 

Tostada quemada 2: localización

Desgraciadamente gran parte del público potencial está fuera de España, por lo que aunque mucha gente de México o Colombia estuviese dispuesta a pagar 23€ por una camiseta de Shiva para niños, no se la enviarían desde la tostadora. Tampoco me quiero imaginar los gastos de envío que supondrían.

 

Tostada quemada 3: la promoción

Las listas de correo amplías y muchos seguidores en Facebook hacen creer que puedes llegar a la gente rápido, de una manera automática y sin inversión, pero es una ilusión. La realidad es que el porcentaje de apertura del email es muy bajo, y si no pagas, en Facebook sólo llegas a menos del 10% de tus seguidores. Lo que explica que algo menos de 500 personas visitaron la página de producto. Ninguno compró.

 

Rascando lo quemado

Es verdad que lo hacía sin ánimo de lucro, pero también tengo un pequeño materialista dentro que quedó herido. Todo esto me hizo reflexionar sobre cómo rascar lo quemado y compartirlo con vosotros en caso de que realmente estéis pensando hacer algo parecido con vuestro trabajo.

 

La larga cola

En este tipo de servicios su modelo de ganancia es el de la larga cola, es decir, ellos reciben micro ingresos de muchos productores que apenas consiguen vender molestando a sus amigos y familiares en Facebook. En el fondo eres una hormiga más.

 

Están enfocados al auto consumo

Tu subes tus diseños y por el placer de verlo materializado les compras 5, 10 prendas que regalas o vendes entre familia, amigos, tu escuela de yoga o tu pandilla de las fiestas del pueblo. De ahí que el precio base sea tan alto. Es decir tú serás todos tus clientes y comprarás a un precio muy alto cada producto. Esto en el 99% de los casos.

 

Google no te querrá

Su SEO es duro. Por lo que aunque sigas sus recomendaciones de marketing te preocupes de hacer productos actuales o de moda, que la gente desee, con títulos y descripciones atractivos etc. es muy complicado que te encuentren de manera natural. Es decir que tú y solamente tú eres el encargado de que la gente lo conozca. Quizá debas montar un blog (aparte), mejorar el branding o insistir mucho en Facebook. Muchos tienen un aplicación que puedes insertar en tu página.

 

Como ejemplo ante una búsqueda entre comillas en Google con el título de una de mis camisetas, los únicos resultados fueron los enlaces compartidos por mi en Facebook. Eso sin tener en cuenta que la gente no busca poniendo comillas.

 

El ay! Carmela de las estadísticas

Además al menos en La tostadora que es la que conozco (no es nada personal), las estadísticas se reducen al número de visitas a tu tienda y el número de productos vendidos-cobrados. Por lo que no sabrás cómo llega la gente a tu tienda, desde que país o ciudad, con qué palabras clave, desde qué plataforma (email, redes sociales) etc. es decir toda una serie de datos que pueden ayudarte a mejorar tu promoción y que no tienes.

 

Un branding limitado

Realmente no tienes el control al 100% de cómo se crea y percibe tu producto. No controlas ni el packagin, ni las etiquetas, ni puedes modificar las calidades, ni la experiencia, ni el soporte al cliente... estás limitado. Por lo que te será muy complicado posicionarte y difundir unos valores de acuerdo a tu marca. Esto a medio largo plazo es un suicidio. Un ejemplo de un cliente insatisfecho:

 

la tostadora camisetas tuit de cliente insatisfecho

Uno de los varios tuits que publicó un cliente insatisfecho con su compra en La Tostadora.

 

¿Qué hacer ahora?

Nada. No hagas nada si en el fondo te da igual vender o no tu producto. Pero si crees que merece la pena y quieres sacar beneficio de ello, te comparto lo que he estado investigando al respecto.

 

Auto producción

Si consultas con empresas de creación de camisetas verás que por menos de 300€ puedes conseguir 50 camisetas de niño a 4 tintas, calidad de algodón 190gr, impresión de serigrafía a un precio por prenda de menos de 4€. Como ves muy alejado de los 13.90€ actuales. Además algunas empresas te permiten crear un stock de tallas variado. Yo lo he calculado aquí.

 

Envío

Correos te cobra 2,03€ por cada envío de hasta 500 gramos, en mensajería tipo Envialia hasta 5 kilos 3,62€ y por Kiala 8 kilos 4,85€. Teniendo en cuenta lo que pesa una camisa de niños, el gasto de envío queda muy alejado de los que ya conocemos, entre 5 y 6 euros.

 

Tu catálogo online

Actualmente existen muchas herramientas que te permiten tener tu catálogo online a un coste muy bajo de entre 10 y 30 euros mensuales con funcionalidades de tienda online, bastantes productos, url propia, capacidad de personalización, mejor posicionamiento en buscadores y mejores estadísticas. También, si quieres una completa independencia y control sobre tu producto puedo ayudarte a montar tu propia tienda online con herramientas como Drupal. Su flexibilidad es pasmosa, puedes comenzar con un simple catálogo y luego ir ampliando funcionalidades si ves que el negocio merece la pena. Para comenzar no se necesita mucha inversión.

 

Salir de casa

Puedes distribuir tu producto en tiendas de tu localidad, posicionarte en ferias, etc. No todo es internet.

 

Los números

Haciendo cálculos rápidos verás que te resultará muy sencillo tener un precio de coste por debajo de los 6€ por prenda (incluso menos), actualmente estás vendiendo tu producto a un precio base incluido gastos de envío de casi 20€, esto sin beneficio alguno para ti.

 

Piensa en Paypal

Una cuenta en este banco online te facilitará mucho las cosas, desde poder acceder a servicios quizá mejores que La Tostadora o cobrar desde tu propia tienda online. A cambio tendrás que justificar todos los ingresos de cara a hacienda. Esto hace que tengas que añadir los impuestos y tasas correspondientes al precio final.

 

Invertir en promoción

Tras muchos años de trabajo en un blog y redes sociales, yo disponía de una lista de correo bien segmentada y con miles de cuentas, además de miles de seguidores de Facebook tanto en la Fan Page como en grupos relacionados, y ya viste el resultado. Tú comienzas desde cero. Por lo que tendrás que dedicar tiempo y dinero para que te conozcan. Aparte de montar un blog y una lista de correo, mi recomendación es que inviertas en adwords y te centres en redes sociales como Pinterest, Instagram o incluso alguna de nicho (esto depende de tu producto).

 

Cuidado con Facebook

El tiempo y dinero que he invertido en Facebook no ha tenido retorno. Facebook tiene mucha viralidad, pero es sólo ruido. Si te haces una página de fans y consigues seguidores más allá de las 3 F (family, friends & fools) te serán secuestrados a cambio de dinero. Una herramienta gratuíta complementaria son los grupos. Te ayudarán a llegar (siempre puedes colar un enlace) o incluso a crear comunidad de gente interesada en un mismo tema. Pero tampoco te hagas muchas ilusiones.

 

El branding

Tener una identidad gráfica y unos valores de marca desde un primer momento te ayudará a tener foco, posicionarte y no perder el horizonte. Ya que tu marca se irá creando poco a poco aunque no lo sepas, lo mejor es que intentes tener el control desde el principio y con un resultado acorde con la calidad de tu producto. Puedes consultarme con confianza.

 

Trabajo, trabajo y trabajo

Es cierto, no sólo tendrás que invertir dinero, si no que es evidente que tu trabajo aumentará más allá de simplemente crear el diseño y subirlo: administrar un stock, la página web, los envíos, llamadas, emails, las devoluciones...  

 

A modo de conclusión

En el fondo los servicios como la tostadora son del tipo “susto o muerte” es decir, son la opción menos mala si no estás dispuesto a invertir tiempo y dinero en tu producto. También cuanto más productos tengas en tu catálogo, mejores tu posicionamiento, tu branding, tus dotes de comercial, etc. más opciones tendrás de ir sumando ingresos, aunque proporcionalmente sean pocos. Tampoco tendrás completa libertad sobre tu negocio.

Por ahora es todo lo que tengo, he hablado con ciertas personas y se está gestionando la venta de derechos, la creación de la marca, mejorar el branding pero sinceramente ahora tengo otras prioridades, en el fondo todo comenzó buscando una manera fácil y rápida de intentar sacarle dinero a una afición pero he visto que no es posible sin invertir tiempo, dinero y ser constante. Que es lo que se hace como diseñador. Seguiré ilustrando en mi tiempo libre, el siguiente personaje será Buda pero por ahora quiero prestarle atención y sacar adelante los talleres de tipografía online. De los que os hablaré en otro momento sobre cómo avanzan.